Cinco maneras de traicionar la Navidad

Navidad 8Cuanto más sagrada es una cosa, tanto más fácil es de profanar. Cuanto más sorprendente, heridora y desconcertante es, tantas más probabilidades tiene de que los hombres intentemos suavizarla, desviarla, endulzarla, hacerla baratamente digerible.
Esto es lo que ha ocurrido con la Navidad: el hecho de que Dios se haga uno de nosotros, que tome carne humana, que entre -verdadera y no metafóricamente- en nuestra pobreza Seguir leyendo Cinco maneras de traicionar la Navidad

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

La Navidad con minúscula

Navidad 3Cada año nos ponen antes la navidad. Una navidad con minúscula, pequeña y mercantil, que abarrota los escaparates de suculentas ofertas, tan sofisticadas como innecesarias. Nuestros munícipes aportan al festejo sus bombillas de colores que, naturalmente, extraen de nuestros castigados bolsillos.
La importación de interesada y barriguda imaginación siembra el ambiente de gordinflones colorados, ajenos a nuestra cultura. Seguir leyendo La Navidad con minúscula

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Tu Anunciación

Querido Dios:Anunciación de María

Me sabe a «sabido” este pasaje evangélico de la Anunciación de Lucas. Las cosas «sabidas”, Señor, son las que menos nos dicen, las que más nos resbalan, las que no nos llaman la atención. En lo «sabido”, Señor, parece que no hay vida, sólo letra muerta.
Señor, yo creo que el relato de la anunciación no fue así. No pudo ser así. Pienso que éste se escribió para que podamos entender la anunciación que tú nos haces a cada uno de nosotros a lo largo de la vida, o las «anunciaciones”. Seguir leyendo Tu Anunciación

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone