Sembrador de nogales

sembrador 5Un día caminaba por el campo, cuando vi a un hombre bastante anciano, que estaba cavando un pozo. Intrigado, me acerqué a él para preguntarle qué estaba haciendo. “A mí siempre me gustaron las nueces”, me contestó. “Hoy llegaron a mis manos las nueces más exquisitas que probé en mi vida, así que decidí plantar una de ellas”. Sigue leyendo Sembrador de nogales

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Deja las burras

BurraÉrase una vez una madre -así comienza esta historia encontrada en un viejo libro de vida de monjes, y escrita en los primeros siglos de la Iglesia-. Érase una vez una madre -digo- que estaba muy apesadumbrada, porque sus dos hijos se habían desviado del camino en que ella los había educado. Mal aconsejados por sus maestros de retórica, habían abandonado la fe adhiriéndose a la herejía, y además se estaban entregando a un vida licenciosa desbarrancándose cada día más por la pendiente del vicio. Sigue leyendo Deja las burras

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Acepta a los demás

Aceptar1. Acepta a los demás como son, no como tú quisieras que sean. Cuando los aceptas como tú los quieres no los estás aceptando a ellos. Y cada persona necesita ser aceptada como es. Como nos acepta Dios a nosotros. ¿Crees que tú eres como Dios quisiera que fueses? Si Dios esperase a amarte para cuando seas como Él quiere, no te amaría nunca. Sigue leyendo Acepta a los demás

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Materiales Litúrgicos y Catequéticos