Deshaciendo nudos (Primer nudo)

Nudo¡A ver si nos aclaramos!
Desde hace unos años, aquí no hay quien se entienda.
En otro tiempo las cosas estaban más claras: Buenos y malos,
creyentes y ateos, católicos y protestantes, americanos y rusos,
los que iban a misa y los que no iban… Todo estaba atado y bien atado… Pero hoy me parece que todo está liado y bien liado.
Ni siquiera hay una película del oeste como las de antes: donde el bueno y la chica eran el bueno y la chica; donde el malo y la mujer fatal se les notaba en la cara… Sigue leyendo Deshaciendo nudos (Primer nudo)

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

El contacto de la piel

atendiendo a un ancianoQueridos ancianos:

No sé si hemos valorado suficientemente eso que llamamos “el amor de la piel”. El contacto con el otro. Esto parece fundamental en la experiencia y desarrollo emocional del niño. El niño necesita tocar, necesita que le acaricien. El niño comienza a sentir el calor de la vida primero con sus labios mientras mama y luego con las manos. Todo lo quiere tocar. Conoce por el tacto. Sigue leyendo El contacto de la piel

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Cercas o puentes

puente 2Eran dos hermanos; hermanos para los buenos y los malos momentos. Jugaban juntos durante la infancia, frecuentaban la misma escuela, la misma iglesia y las mismas fiestas. Se enamoraron y se casaron con dos hermanas y se instalaron en haciendas cercanas. Vinieron los hijos, y las dos familias eran una sola familia, las dos haciendas, una sola hacienda. Apadrinaron cada uno al primer hijo del otro. La armonía era perfecta y las dos haciendas prosperaron. Como símbolo de la plenitud y de la felicidad un riachuelo unía las dos propiedades. Sigue leyendo Cercas o puentes

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

El enemigo está dentro de ti

MonjeHabía una vez un monje que en todo buscaba la perfección. No soportaba el menor desafino en los cánticos religiosos, una arruga en la ropa, un plato mal lavado, una palabra mal dicha, un error o equivocación por insignificante que fuera. Le resultaba intolerable si algún compañero bostezaba en los oficios religiosos o si veía una mota de polvo en los bancos de la iglesia.  Sigue leyendo El enemigo está dentro de ti

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Vela, Señor, mi sueño

velad“Tened ceñida la cintura y encendidas las lámparas. Vosotros estad como los que aguardan a que su señor vuelva de la boda, para abrirle apenas venga y llame. Dichosos los criados a quienes el señor, al llegar los encuentra en vela; os aseguro que se ceñirá, los hará sentar a la mesa y los irá sirviendo”. (Lc 12,32-48)

Hoy Jesús tendrás que perdonarme porque quiero leer tu evangelio al revés. Bueno, yo creo que saldrá al derecho de todos modos. Tú nos mandas “estar en vela”. “Que tengamos nuestras lámparas encendidas”. Sigue leyendo Vela, Señor, mi sueño

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Materiales Litúrgicos y Catequéticos