Cuando la sencillez da en el clavo

abuela sonrienteEstamos en Noviembre, el mes dedicado de una manera especial a recordar a nuestros queridos difuntos. Es curioso que, ante el hecho de la muerte, las varias culturas reaccionen a veces de manera totalmente diversa, incluso entre creyentes.
En los países católicos que rodean el mar Mediterráneo (Italia, España…), predomina el sentimiento de tristeza, añoranza, miedo…; casi casi como si nuestra fe cristiana no lograra ayudarnos a superar la comprensible nostalgia humana ante la desaparición de este mundo de parientes y amigos que hemos amado en vida con tanta sinceridad, o con los cuales al menos hemos compartido un trecho más o menos largo de nuestra existencia. Sigue leyendo

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Para sonreír un poco

Depiladora¡Que pase el siguiente, por favor!  
(La admirable sinceridad de un cura)

Una señora muy bien plantada regresaba a Miami desde Madrid en un vuelo de Iberia. En el asiento de al lado viajaba un cura de riguroso clériman.
Intercambiaron algún diálogo durante el viaje pero el cura se centró en su breviario y en sus dormiciones. Cuando ya faltaba poco para aterrizar la señora se dirige al cura y le pregunta: Sigue leyendo

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Carta de un anciano a su hijo

AncianoCarta de un anciano a su hijo pidiendo comprensión y paciencia.

Querido hijo:

El día que me veas viejo y ya no sea yo el mismo de antes, te pido que tengas paciencia e intentes comprenderme.
Cuando, comiendo, me ensucie; cuando ya no pueda vestirme rápido y necesite ayuda: no te desesperes.
Recuerda las horas que pasé enseñándote a hacer las mismas cosas y lo que te costó aprenderlas. Sigue leyendo

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Padres ancianos

Padres ancianos 2La ancianidad de los padres es para muchos hijos el gran crisol de su cariño, la prueba de si les quieren de veras y también la hora de grandes amarguras. Las está pasando, por ejemplo, esta mujer que escribe angustiada diciendo que «duda muchas veces de que quiera a su madre». ¿Por qué? Su madre ha cruzado ya la frontera de los ochenta, está enferma y la edad y la enfermedad la han vuelto absorbente. Sigue leyendo

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Piedra filosofal

Piedra filosofalCuando alguien preguntó a Nikos Kazantzakis por qué amaba tanto a san Francisco, respondió: «Lo amo porque su alma, a fuerza de amor, ha vencido a la realidad». San Francisco había encontrado el secreto para transformar el metal más vil en oro puro. Para san Francisco, la ‘piedra filosofal’ no era algo inaccesible, fuera del alcance del hombre; para encontrarla no era necesario quebrantar las leyes naturales: la piedra filosofal era su propio corazón. Así, por este milagro de alquimia mística, es como él ha sometido la realidad, liberado al hombre de la fatalidad y transformado en él toda carne en espíritu. Sigue leyendo

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Espacios verdes

CascadaAhora que se habla tanto -y me parece estupendo- del ecologismo, quisiera yo decir algo del «ecologismo espiritual», del que, me parece, no suele hablarse tanto. Y que es más importante que el material. Porque es bueno que los hombres y las mujeres-sobre todo los jóvenes- estén recuperando el valor de la naturaleza, que les preocupe la contaminación del medio ambiente, que luchen por los espacios verdes en estas asfixiantes ciudades que hemos construido. Sigue leyendo

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone