Todas las entradas de juanjaureguicas

Los viejos huelen mal

Queridos ancianos:

Hace unos días comentaba con unos amigos esta paginita que dedico a los ancianos. Y alguien, que ya lleva camino de dejar de ser joven, me dice: “los viejos huelen mal”. Mi primera reacción fue de silencio. Pero no pude callarme y le respondí: “No sabía que la vejez huele”. Todas las edades tienen su propio olor, la tuya también. Y nadie se resigna a su propio olor, de lo contrario ¿gastaríamos tanto en colonias? ¿Me quieres decir a qué hueles tú cuando no te riegas de colonia? Sigue leyendo Los viejos huelen mal

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

La samaritana

Lo más impresionante de esta mujer “La Samaritana” es su capacidad de evangelizar de forma auténtica. “Ya no creemos por lo que tú nos has dicho, sino por lo que nosotros mismos hemos descubierto en él”
Hasta no hace mucho había frente al Seminario de Zaragoza, una fuente con una imagen de la Samaritana. Dudo mucho que los curas que pasaron frente a ella, viesen en ella un ejemplo de persona evangelizadora. Sigue leyendo La samaritana

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Dios no discute sino que dialoga

Es curioso el encuentro de Jesús con la mujer de Samaria. No discute con ella. No discute de religión. No discute sobre sus dioses. No discute sobre tantos maridos. Es que discutir es poner al otro en autos para comenzar a defenderse. Dios prefiere que bajemos la guardia y vayamos abriéndole nuestro corazón. Jesús sencillamente dialoga y lo hace de la manera más sencilla. Es por ese camino que va entrando en ella como el aceite sobre la madera, se va metiendo en su corazón casi sin que ella se entere. Sigue leyendo Dios no discute sino que dialoga

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

¿En qué se nota la Cuaresma?

El tema de la reunión era la Cuaresma. Surgió la pregunta: ¿en qué se nota que es Cuaresma? Lo primero que salió fue: “En nada!»; «Todo sigue igual…»; «Seguimos haciendo las mismas cosas de todos los días, salvo el potaje de los viernes…, y las torrijas. Hago estas cosas porque se han hecho toda la vida y porque “yo vi que mi madre las hacía”…». Sigue leyendo ¿En qué se nota la Cuaresma?

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

El tiempo de cuaresma

El tiempo de Cuaresma es importante y no sé si los cristianos le damos importancia. El ambiente exterior da importancia a los acontecimientos “mercantiles”, fechas en las que nos pueden sacar los “euros”. Pero la Cuaresma no es mercantil: es todo lo contrario. Por eso no interesa socialmente. Y entre los que somos cristianos (o intentamos serlo) convendría no perder lo esencial. Sigue leyendo El tiempo de cuaresma

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Disfrazarse de sí mismo

Mariano González Mangada escribió una fábula que dice así: “Hubo una vez un hombre que en Carnaval se disfrazó de sí mismo, y parecía otro y fue muy feliz, aunque el miércoles de ceniza volvió a ser el de todos los días, es decir, el que los demás querían que fuera”.
Lo sepamos o no lo sepamos, nos guste o no nos guste, el hecho es que todos, en este mundo, andamos disfrazados de algo. Porque todos tenemos una imagen pública y siempre vamos por la vida representando un papel. Sigue leyendo Disfrazarse de sí mismo

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone