Brotes en el viejo tronco

BrotesUno siente pena cuando alguien corta un árbol y deja desnudo un trozo del viejo tronco con sus raíces todavía hundidas en la tierra. Estaba ya viejo, dicen unos. Era un peligro, comentan otros. Sólo ocupaba lugar, exclaman algunos. Todos tenemos razón para eliminarlo y echarlo abajo. Todos tenemos razón para arrancar lo que creemos ya inútil o muerto.
Sin embargo, cuando uno creía que el viejo tronco estaba condenado a desaparecer, nos olvidamos que todavía no habíamos arrancado sus raíces. De pronto, cuando menos lo pensamos, vemos cómo nuevos retoños brotan en el tronco viejo. El tronco estaba ya para cortar, pero las raíces todavía tenían vida. Y mientras haya vida en las raíces, la vida es posible.
La vida es más fuerte que la vejez. La vida es más fuerte que el robusto tronco.La vida siempre triunfa sobre lo que consideramos inútil o estorbo o peligro.
El problema de hoy, tal vez no sea tanto de los troncos, sino un problema de raíces. Hay demasiadas vidas sin raíces profundas. Hay demasiadas parejas sin raíces hondas.
Hay demasiadas instituciones carentes de raíces. Hay demasiadas vocaciones sin raíces profundas. Hay demasiadas decisiones sin raíces. Hay demasiadas prohibiciones sin raíces. Por eso son vidas que se mueren fácilmente. Mueren con la facilidad con la que mueren los sentimientos que las sostenían. Son parejas que comienzan con mucha lozanía, pero sus raíces están tan en la superficie de la tierra que antes mueren las raíces que el tronco. Son vocaciones que nacen de unos ideales más emotivos que profundos. Y cuando la emotividad de lo comenzado empieza a serenarse, uno siente que está perdiendo la vocación.
Son instituciones que brotan a golpe de emociones, de sentimientos, o de oportunidades. ¿Dónde están sus raíces? Al final terminan siendo instituciones vacías, que sólo pueden supervivir en base a leyes, a prohibiciones. Son decisiones tomadas en un momento emocional pero sin tierra que las sostenga.

email
It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *