Archivos de la categoría Enfermos

La hora undécima

enfermo-13Queridos amigos enfermos:

Yo no sé si vosotros sois de la primera o de la última hora. Cada uno tenemos nuestra propia hora para llegar a Dios. Unos llegan de niños, otros de mayores, y otros llegan ya al atardecer. Sigue leyendo La hora undécima

email
It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Bailar bajo la lluvia

Bailar bajo la lluviaEra una mañana agitada, eran las 8:30, cuando un señor mayor de unos 80 años, llegó al hospital para que le sacaran los puntos de su pulgar. El señor dijo que estaba apurado y que tenía una cita a las 9:00 am.
Comprobé sus señales vitales y le pedí que tomara asiento, sabiendo que quizás pasaría más de una hora antes de que alguien pudiera atenderlo. Lo ví mirando su reloj y decidí, que ya que no estaba ocupado con otro paciente, podría examinar su herida. Durante el examen, comprobé que estaba curado, entonces le pedí a uno de los doctores, algunos elementos para quitarle las suturas y curar su herida. Sigue leyendo Bailar bajo la lluvia

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Visitar a los enfermos

Enfermo 8Mis queridos amigos enfermos:

Cuando era niño aprendí en el Catecismo que entre las Catorce Obras de misericordia, una de ellas era “visitar a los enfermos”. Siempre sentí como una cierta sospecha a lo de “obra de misericordia”. Porque sentía que se tratase de una cierta compasión. Y la visita a los enfermos creo que debe ser sencillamente un acto de amistad, de fraternidad, de solidaridad. Visitamos al enfermo como visitamos también al sano. Se trata de una visita. De un encuentro de personas. Sigue leyendo Visitar a los enfermos

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Los enfermos, esos olvidados

Enfermo 11Pocas páginas hay en todo el Evangelio más hermosas que la parábola del buen samaritano. Pocas páginas más actuales también.
Porque, aunque presumimos mucho de los progresos del mundo, aunque hablamos constantemente de los avances de la medicina, la verdad es que ni ha retrocedido la enfermedad en el mundo, ni se puede recorrer hoy un solo camino sin encontrarse en la vida a personas heridas por la enfermedad al borde de nuestras horas. Sigue leyendo Los enfermos, esos olvidados

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

¿Y la fe qué?

Enfermo 10Queridos enfermos:

¿Qué sentido tiene la fe en vuestra enfermedad? Muchos se imaginan que la fe debe de ser como una especie de médico que sana y cura. Pero resulta que vosotros tenéis fe y seguís enfermos. ¿No nos estarán engañando cuando nos dicen que mantengamos viva la fe durante la enfermedad? Pues sí. Y creo que la fe, sin tener la misión de suplir a los médicos, tiene también una fuerza terapéutica extraordinaria. Sigue leyendo ¿Y la fe qué?

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

La enfermedad más pregunta que respuesta

Enfermo 7Queridos amigos enfermos:

Estoy en total acuerdo con vosotros en el hecho de que el sufrimiento y la enfermedad son más pregunta que respuesta. La gran pregunta ante el sufrimiento es siempre “por qué”. La verdad es que nadie tiene respuestas claras; y como no hay respuestas claras y convincentes, al fin terminamos por echarlo todo en la respuesta de Dios. Sigue leyendo La enfermedad más pregunta que respuesta

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone