Archivos de la categoría Epifanía

El Dios de la puertas abiertas

Muchas veces me he puesto a pensar por qué decimos “Portal de Belén”. Como si el establo, que no era sino un cobertizo, tuviese puertas o portones. Total no servía más que para guardar a las ovejas y protegerlas de la lluvia. Por eso carecía de puertas. Dios nació en una casa sin puertas. Sigue leyendo El Dios de la puertas abiertas

email
It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Qué me gusta y qué no me gusta de la Epifanía

“… después abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra”. (Mt 2,1-12)

¿Qué cosas me gustan a mí de esta fiesta de la Epifanía?
A decir verdad, muchas:
Me gusta ver al hombre caminando, buscando.
Me gusta ver al hombre buscando a Dios.
Me gusta ver al hombre que en medio de sus oscuridades no se echa atrás sino que sigue adelante, aunque sea preguntando.
Me gusta ver al hombre de rodillas delante de Dios. Sigue leyendo Qué me gusta y qué no me gusta de la Epifanía

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Los “herodes” no han muerto

Estrella 2La suerte de tener una estrella.

¿Has oído alguna vez la frase “has nacido con buena estrella”? Es para significar que a una persona le están saliendo bien las cosas, que está teniendo suerte en sus planes, etc.
Los Magos de Oriente comenzaron su viaje sin mapa alguno, llegaron felizmente a Jerusalén con la sola compañía –lejana pero segura—de una estrella… Ellos mismos lo confiesan: “Hemos visto salir su estrella y venimos a adorarlo”… ¿Qué hubiera sido de estos tres hombres sin una estrella en su camino? Sigue leyendo Los “herodes” no han muerto

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

El Dios de las puertas abiertas

Magos adorando al niñoMuchas veces me he puesto a pensar por qué decimos “Portal de Belén”. Como si el establo, que no era sino un cobertizo, tuviese puertas o portones. Total no servía más que para guardar a las ovejas y protegerlas de la lluvia. Por eso carecía de puertas. Dios nació en una casa sin puertas.
Por eso cuando llegaron los Magos no necesitaron tocar el timbre ni el picaporte y esperar a que alguien por la mirilla preguntase ¿quiénes son? ¿de dónde vienen? ¿qué buscan? Sencillamente llegaron y entraron porque todo estaba abierto. Sigue leyendo El Dios de las puertas abiertas

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

¿Dónde está Dios?

Reyes magos 2Tres peregrinos que buscan. Es la vocación del peregrino, hacer camino, buscar una meta. Estos tres peregrinos creen que lo que ellos buscan todo el mundo lo conoce. Todos deben saber dónde encontrarlo, por eso cuando llegan a Jerusalén lo primero que hacen es preguntar: “¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido?” La pregunta los encuentra a todos desprevenidos. Sigue leyendo ¿Dónde está Dios?

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Ponerse de rodillas

Epifanía 5Ya en otras ocasiones he comentado que hay pasajes de esos que casi te sabes de memoria, que has leído y escuchado como se proclamaban una y mil veces… y de repente, un día, hay algo que te llama la atención, que nunca habías caído en la cuenta de ello y sin embargo hoy te sorprende… y eso me ha pasado hoy en el Evangelio. Y sobre ello quisiera llamar vuestra atención en este día de fiesta. Sigue leyendo Ponerse de rodillas

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone