Conocer al otro

Son muchos los catequistas que comienzan la aventura de animar un grupo de niños, adolescentes, jóvenes o adultos. Es posible que sientan miedo o que les venga la pregunta: ¿Fracasaré con este grupo? ¿Me aceptarán? ¿Qué va a pasar aquí?

No se conoce a una persona en dos días. Los niños, adolescentes y jóvenes son personas de primera, no de segunda categoría. También ellos tienen su misterio, su historia, sus secretos … Es falso decir que conoces a uno inmediatamente. Es mucho más lo que no se ve de la persona que lo que se ve.

Para conocer a alguien, lo primero de todo es comenzar amándolo. Sólo se logra algo del otro si vamos hacia él por el camino del amor.

“Conocer es más que saber
el nombre de alguien.
Es un compromiso real
con el otro. La vida es el lugar
de la experiencia
y del conocimiento
del otro.”

Etiquetar a alguien no es una buena manera de conocerlo.
Su agresividad o su calma, su encanto o su gesto adusto no dicen todo lo que él es. El otro es mucho más de lo que a simple vista se ve.

.Te puede ayudar esto:

• Acercarte a cada persona con una actitud positiva.
Lo puedes demostrar aprendiendo su nombre, lo que le gusta; reteniendo en la memoria detalles de él; dando importancia a lo que dice (es una manera de hacerle importante y único, no número ni montón … ) .

• Comprender es más importante que juzgar. Tú ves comportamientos en cada miembro del grupo y puedes caer en la tentación de emitir un juicio rápido. En vez de eso, ¿por qué no te preguntas qué le pasará a tal persona, qué será lo que le hace ser y comportase como se comporta? ¿Estaré yo acertando con tal persona? ¿Necesitará otro tipo de trato?

• Fijarse en todos, no en los ‘mejores’. En el grupo seguro que hay gente que entiende todo a la primera, que es muy espontánea, etc. El animador no debe centrarse en ellos solamente. Los otros, los que no son tan espontáneos también son interesantes y tienen cosas interesantes que decir, aunque no las digan ahora. ~

¿Estás en disposición de responder a estas preguntas?

• Nombre, apellido, dirección de cada uno.
• Colegio, clase, rendimiento en el colegio.
• Situación familiar, con quién vive.
• Número de hermanos, hermanas; su puesto entre los hermanos.
• Cuáles son las preferencias y gustos que tiene.
• Cómo interviene en el grupo.
• Cómo se relaciona con los compañeros.
• Se encuentra bien en el grupo; viene obligado …

email
It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Materiales Litúrgicos y Catequéticos

A %d blogueros les gusta esto: