El matrimonio no se improvisa

matrimonio-2Vitaminas para caminar

1.- Las cosas grandes no se improvisan. Son fruto de una larga gestación en el pensamiento y en el corazón. ¿Crees que se puede improvisar el matrimonio que es el largo camino de dos caminantes, marido y mujer?

2. – La improvisación sólo da como resultado lo provisional, aquello que si no sirve se tira abajo. Lo que es para toda la vida no puede ser provisional. Si quieres un matrimonio firme, estable, que llene los anhelos de tu corazón, prepáralo con tiempo y a tiempo. Dedícale cabeza. Ponle alma.

3. – Al matrimonio no se puede ir con problemas. El matrimonio no soluciona los problemas que no solucionó el enamoramiento o el noviazgo. En el matrimonio los problemas se hacen más problemas.

4.- Un embarazo no es razón alguna para casarse. Un embarazo no se soluciona con un mal matrimonio, sino con un buen ginecólogo y un buen parto. En esos casos, el matrimonio puede solucionar los problemas del momento, pero también arruinar dos vidas para siempre.

5.- Todos se interesan en preparar la boda. ¿Quién se preocupa luego de que vivan lo que en la boda se prometieron el uno al otro? La boda dura un día. El matrimonio dura toda la vida. Un matrimonio feliz hace olvidar una boda sencilla. Pero una gran boda no compensa un matrimonio arrastrado.

6.- El matrimonio feliz requiere de una gran espera. Las semillas necesitan tiempo para crecer y desarrollarse. Si las arrancas antes de la espiga te quedarás sin tallo y sin espiga.

7. – El tiempo que esperas para que vuestras dos vidas estén maduras para el sí de vuestro matrimonio, no es tiempo perdido. Es tiempo de sementera.

email
It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *