Escuela de traductores

anciano 8Queridos ancianos:

La Exhortación Familiaris Consortio dedica el número 27 a los ancianos en la familia. Parte de la experiencia que, de ordinario, se da en las diversas culturas. Tanto la cultura donde el anciano es considerado un valor social y familiar, como la cultura donde el anciano comienza a ser una carga.

Pero más importante que lo que dice de las distintas culturas, es lo que la Iglesia piensa y proclama sobre ellos. “Es necesario que la acción pastoral de la Iglesia estimule a todos a descubrir y a valorar los cometidos de los ancianos en la comunidad civil y eclesial, y en particular en la familia.”
En realidad, “la vida de los ancianos ayuda a clarificar la escala de valores humanos; hace ver la continuidad de las generaciones y demuestra maravillosamente la interdependencia del Pueblo de Dios.
Los ancianos tienen además el carisma de romper las barreras entre las generaciones antes de que se consoliden. ¡Cuántos niños han hallado comprensión y amor en los ojos, las palabras y las caricias de los ancianos! Y ¡cuánta gente mayor no ha subscrito con agrado las palabras inspiradas “la corona de los ancianos son los hijos de sus hijos.” (Prov 17,6)

Uno de los graves problemas de la familia hoy es, sin duda, la llamada “lucha de generaciones”. Es posible que ese enfrentamiento de fuerzas entre el pasado y el presente, radique en la ausencia de los abuelos en el seno de la familia. Padres e hijos chocan como dos contrarios. La familia carece de ese espacio intermedio donde el ayer y el hoy dialogan antes de encontrarse y que se llaman “los abuelos”.

Sabemos que una serie de circunstancias alejan a los abuelos de la familia de los hijos. Pero, por justificado que esté ese distanciamiento, no por ello deja de crear fricciones entre padres e hijos. El abuelo y la abuela, como quien no dice y no hace nada, sirven un poco de encuentro previo donde el pasado y el presente se encuentran y se amasan, evitando el rechazo y las tensiones.

El espacio que ocupan los abuelos es como una especie de escuela donde padres e hijos aprenden el lenguaje que les hace entenderse entre ellos. Los abuelos son como una especie de escuela de traductores. Traducen el pasado a los nietos y traducen el espíritu de los hijos a los padres. De manera que hablando lenguajes diferentes, padres e hijos puedan entenderse.

email
It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *