Feliz año 2016

Año 2016Oración para comenzar el año

Señor:
¿Sabías que hemos comenzado un Nuevo Año?
Es casi tan joven como tú. Le llevas una semana.
Los dos habéis nacido casi al mismo tiempo.
Y es como tu primer regalo de Navidad.

Es nuevo, porque todavía no lo hemos desgastado.
Es nuevo, porque todavía lo estamos estrenando.
Es nuevo, porque son doce meses que son todo un regalo de vida.
Lo comenzamos todos ilusionados.
Cuando tú naciste nadie echó cohetes, todo era silencio.
¿Te has dado cuenta del ruido que nosotros hemos hecho esta media noche?
Contábamos los segundos para comernos las doce uvas.
A ti nadie te esperaba, menos María y José.
¿Has escuchado nuestros cohetes explosionar en los aires?
Bueno, cuando tú naciste, solo escuchamos el canto de los ángeles
A ti no te gusta nada que huela a pólvora, prefieres la música que canta el “Gloria de Dios en los cielos y la paz a los hombres a quienes tu amas”.

Mira con qué ilusiones lo comenzamos. ¿Cuánto durarán estas ilusiones?
Mira cuántas esperanzas florecidas esta noche. ¿Cuánto durarán estas esperanzas?

Tú comienzas este Nuevo Año bendiciéndonos.
Nosotros quisiéramos comenzarlo recibiendo tu bendición.
Nosotros quisiéramos comenzarlo siendo bendición para todos.
Quisiéramos, a lo largo de este año, ser bendición:
Para los que nos bendicen y los que no nos bendicen.
Para los que nos acompañarán en el camino y para los que nos abandonarán.
Para los que nos aman y para los que les caemos mal.
Para los que nos quitarán las piedras del camino y para los que nos las pondrán para que tropecemos.
Para los que nos sonrían y para los que nos pongan cara seria.
Para los que nos tiendan la mano y para los que nos la nieguen.

Yo sé, Señor, que al comienzo, todos soñamos mucho. Sé que tampoco este año será fácil, y habrá muchos cansancios, habrá muchas desilusiones, habrá muchos que se echen atrás. Para todos ellos permíteme citarles este poema de aliento y esperanza:

“No te rindas, aún estás a tiempo de alcanzar y comenzar de nuevo,
aceptar tus sombras, enterrar tus miedos, liberar el lastre,
retomar el vuelo.
No te rindas que la vida es eso, continuar el viaje, perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo, correr los escombros y destapar el cielo.
No te rindas, por favor, no cedas,
Aunque el frío queme, aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda, y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños.
Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo,
porque lo has querido y porque te quiero.
Porque cada día es un comienzo nuevo.
Porque ésta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo. Porque yo te quiero.” (Mario Benedetti)

Estos quieren ser mis mejores deseos para este nuevo año que comenzamos.

¡FELIZ 2016 A TODOS!

email
It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *