Invitado a una primera comunión

Primera comunión 3Una primera comunión

Lo malo es que estoy seguro de que será la última. A esta niña, a la que le han buscado la catequesis más rápida y cómoda (porque está creciendo tanto que, con el traje de comunión, puede parecer una novia) ” le acercan a la iglesia por segunda vez (la primera fue para su bautismo). Sus padres no tienen el más mínimo interés en todo lo relacionado con Dios y con el tema religioso.
Los pobres progenitores llevan trabajadas un montón de horas extras para pagar la obra que han tenido que hacer en el piso para que lo vean bien los familiares que vienen del pueblo. Han comprado un vestido precioso, han decorado la habitación de rosa, con muchas Barbies, todo debidamente conjuntado, con las sábanas, las zapatillas y la greca de la pared a juego con las muñecas, que adornan las estanterías, como si de una tienda de juguetes se tratara.

Los preparativos

Decía que están agotados los padres, pues llevan días eligiendo trajes, calzado y complementos para toda la familia; es un pastón en esta fiesta que celebran con gran ilusión y solemnidad. Para ayudarnos en la elección del regalo, nos han pedido a todos que pongamos dinero para comprar a la niña una tele para su cuarto y una play station (se ve que la quieren aislar).
Los abuelos también están encantados con su nieta tan preciosa y con ese gesto de santa que tiene en las fotografías del recordatorio, la mirada baja, el rosario entre las manos, cara de mística… También han tenido que hacer un gasto tremendo para comprarse unos buenos trajes. Todo el mundo sabe que lo correcto es estrenar ropa nueva, no vayan a pensar los demás que su economía no va bien…

Otra primera comunión

También estoy invitada a otra primera comunión. Me consta que es la continuación de una vida de amistad con Dios que ha vivido esta niña desde que nació. Hace tiempo que va a misa los domingos con su familia, ha participado en distintas celebraciones. Tiene ilusión de “sentarse a la mesa de los mayores” y quiere ser amiga de Jesús siempre; sabe que Él le ayuda a ser mejor persona y a hablar con Él cuando necesita algo, cuando está contenta o cuando está a solas. Le gusta cómo Jesús trataba a la gente y sabe que tiene un Padre que le quiere a ella, a su familia y a toda la gente muchísimo.
Itziar no va a llevar un traje especial; irá como otros domingos y, con su familia, ha decidido que no quiere recibir regalos ni hacer un fiestón en el que se gaste mucho dinero; van a proponer, a quien le quiera regalar algo, que den un donativo a un proyecto solidario. Al terminar, tomarán el aperitivo que lleven entre todos en un salón de la parroquia.

¿Frustración?

Esta segunda niña puede sentirse un poco diferente, e incluso frustrada o con alguna envidia, respecto a los regalos y vestidos de sus compañeros de celebración; pero sus padres están muy atentos a compensarlo con
una atención especial, reforzándole los valores de austeridad y compartir, y teniendo algunas celebraciones con la comunidad cristiana de los padres, para que se sienta apoyada y segura. No es una decisión paterna caprichosa, ni un deseo innovador, sino que tiene detrás el cuidado de no distraer a su hija de lo esencial, que es el encuentro con Jesús, ayudándole a ser más libre del tener y cuidándole más el ser y su vida interior.

Cuando yo regalo

Cuando hago un regalo de primera comunión, siempre consiste en algún libro de la vida de Jesús, o escribo una carta especial hablando de la suerte de tener amistad con Jesús, o cualquier otra cosa religiosa que les ayude a centrarse en la profundidad del momento. Cuido mucho esos regalos pues sé que hace falta alimentar la fe de esos niños que, en muchas ocasiones, queda aplastada por los efectos especiales externos que acompañan a la celebración.


¿POR QUE HACEN LOS NIÑOS LA PRIMERA COMUNIÓN?

 – Porque conocen a Jesús desde que nacieron y ven a sus padres vivir en relación con Él y con la iglesia.
 – Porque es una fiesta infantil muy tierna.
 – Porque el niño es protagonista y recibe muchos regalos.
 – Por complacer a los abuelos.
 – Porque la hacen los niños de su clase.
 – Porque sus amigos le han hablado de la catequesis y él también quiere conocer a Jesús.

HACER LA PRIMERA CONFESIÓN ES:

 – Sentir que uno puede expresar sus fallos.
 – Darse cuenta de que Dios perdona siempre.
 – Comprobar que Dios nos quiere como somos.
 – Quererse más a uno mismo, con fallos y éxitos.
 – Ponerte delante de Jesús pequeño y frágil.
 – Sentir que Dios te hace grande y especial.
 – Notar que Dios te quiere más que nadie.
 – Jesús te da la mano para vivir mejor con Él.
 – Hagas lo que hagas, Dios te perdona siempre.

HACER LA PRIMERA COMUNIÓN ES

 – Participar en la Eucaristía como un mayor.
 – “Tragarse” a Jesús, estar de acuerdo con Él.
 – Disfrutar de tener a Jesús más cerca.
 – Sentir que eres mayor para elegir tú a Dios.
 – Escuchar a Jesús que te habla al corazón.
 – Saber que perteneces a la panda de Jesús.
 – Dios está en ti… eres una persona habitada.
 – Jesús cuenta contigo para que ames a la gente.
 – Dios te espera siempre que quieras comulgar.

email
It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *