¿La fe está coja?

Tres patas¿Que la fe está qué…?

– Vamos a explicarnos:
¿Ustedes han intentado sentarse en un banquito con tres patas, pero que tiene una de ellas más larga que las otras? ¡Qué incómodo! En cualquier momento se caen de espaldas.
Pues me temo que eso pasa en nuestra vida, en la vida de mucha gente que se llama cristiana.
La vida de los que seguimos a Jesús también tiene tres puntos de apoyo.
Esa vida se distingue por tres cosas; por…:
Lo que rezamos
Lo que conocemos
Lo que hacemos
¿A cuál de las tres damos más importancia?
Seguro que alguno dirá que las tres son importantes. Sí, pero…

1.- Mucha gente piensa que uno es buen cristiano cuando va mucho a misa, asiste a ceremonias religiosas, a procesiones, a oraciones… o sea que somos cristianos por lo que rezamos.
Pero no nos fijamos mucho en las otras dos patas que sostienen nuestra fe, que son :

2. Lo que conocemos, lo que estudiamos y pensamos: ¿Qué sabemos de Jesús y de su palabra además de lo que estudiamos en el catecismo de pequeños?
Ahí se quedan, para muchos, sus conocimientos.
Cuando crecen aprenden mucho de la vida, de su profesión y su trabajo. Pero de la fe… Ahí se quedaron. Hay personas mayores que cuando hablan de temas religiosos demuestran conocimientos de niño pequeño.
Después, los que se confirman, reciben alguna enseñanza religiosa pero no vuelven a tener más conocimiento del mensaje de Jesús. Fíjense que no hablo de “saberse de memoria” muchas cosas, sino de conocer bien lo que Jesús dijo e hizo y de cómo eso que enseñó nos sirve para nuestra vida ahora en nuestro tiempo.
Jesús anunciaba su mensaje para la vida de su tiempo y del país en que vivía… y para que también lo apliquemos hoy.
Hoy muchas cosas de la fe que aprendimos de pequeños no sirven.
La vida ha cambiado mucho y los que se dedican a conocer bien la Biblia, la explican cada vez mejor. También explican mejor la vida de Jesús y sus palabras. Pero muchos cristianos sólo repiten lo poco que aprendieron de pequeños y lo entienden mal.

Un cristiano de verdad dedica por lo menos tanto tiempo a conocer mejor la palabra de Dios… Dedica a eso tanto tiempo, por lo menos, como a asistir a misas y rezos.
Además cuando se conoce mejor la palabra de Dios, se reza mejor. Algunos rezan oraciones que no se parecen en nada a lo que enseñaba y oraba Jesús.
Es importante que un buen cristiano se reúna en grupos donde juntos conozcan, mediten la Biblia, el evangelio, y piensen cómo vivir eso en el país y en la época en que ellos viven.
Es importante que los cristianos dediquen tiempo a eso, tanto o más que a devociones y oraciones

Pero falta la tercera pata de la vida de un cristiano:

3.- Lo que hacemos: Si uno dice: “yo cumplo los mandamientos, no robo ni mato, ni… “ La pregunta que le hacemos es…: “muy bien . Pero ¿qué hace usted además de cumplir sus obligaciones?”. Jesús no se dedicaba solo a cumplir sus obligaciones. Tampoco estaba metido en el templo. Jesús salía a hacer el bien. Para eso estaba siempre preocupado no solo por sus problemas sino por los problemas de los demás. Sobre todo de los enfermos, los pobres, a los que nadie hacía caso. A Jesús le molestaba la gente muy piadosa que no se preocupaba de hacer el bien. “No todo el que dice: ¡Señor señor!, entrará en el reino de los cielos sino el que hace la voluntad de mi Padre”.
Cuando oramos, la oración nos debe ayudar a vivir haciendo el bien, trabajando por el reino de Dios, que es un mundo nuevo, en amor, paz y justicia. (Así oraba Jesús: “Venga tu reino, hágase tu voluntad”)

Cuando leemos y comentamos el evangelio, eso nos tiene que ayudar a hacer el bien, a trabajar por el reino de Dios (eso es lo que Jesús predicaba), un mundo nuevo , en amor, paz y justicia.
Ahí tenemos las tres patas del banquito de la fe: Oramos y conocemos el Evangelio para trabajar por el reino Dios.
Que no nos falte ninguna pata.
Que no se nos quede coja la fe.
Pregunta final: Y a usted, a su vida cristiana, ¿le falta alguna de las tres patas? Pregúnteselo sinceramente.

email
It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *