Me gustan los desafíos

ovejas entre lobosHay quienes buscan siempre el camino de lo fácil.
Sin embargo, el camino de Jesús tuvo bien poco de fácil, fue siempre difícil.
Hay quienes buscan hablar de Dios allí donde todos creen en Él.
A mí me gusta que alguien hable de Dios allí donde Dios parece estar de sobra.
Hay quienes buscan confesar su fe allí donde todos la confiesan.
A mí me gustan esos que confiesan su fe donde los hace extraños y raros y la gente los mira como especies en extinción.
A Jesús no le fue nada fácil anunciar el Evangelio, siempre tenía espías que estaban atentos a lo que decía.

A nosotros nos toca anunciar el Evangelio, aunque nos consideren raros y extraños.
Los primeros cristianos no predicaron el Evangelio entre creyentes sino entre paganos y gentiles. No les fue nada fácil. La prueba la tenemos en la cantidad de mártires de los primeros siglos, precisamente por romper con los ídolos y anunciar el Evangelio de Jesucristo.

Claro que solo es posible arriesgarse en aquello en lo que se cree de verdad y de corazón. Con dudas, con indecisiones, no será fácil proclamar nuestra fe en climas y ambientes hostiles. Pero es ahí a donde tenemos que ir y no quedarnos al calorcillo de las misas dominicales. Por eso mismo Jesús nos considera “como ovejas”, pero no pastando con el resto del rebaño, sino entre lobos. También hoy son muchos los que encuentran lobos en el camino. Los peores lobos, aunque parezca mentira, suelen ser aquellos mismos creyentes que no viven de su fe. ¿Acaso el ambiente en que tú vives está dispuesto a escucharte si hablas de Dios, de la Iglesia y del Evangelio? Se dicen creyentes, pero puede que sean los primeros en escucharte con una sonrisita maliciosa. La Iglesia pareciera que tiene que pasar por las cuatro estaciones y hay momentos en los que el invierno se prolonga más que la primavera.

email
It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *