Mi mamá no tiene novio

BodaAdán, como cualquier hombre, al conocer a Eva dijo:
¡Guau!…Ésta no es como los animales, mis mascotas, ésta sí me complementa para ya no sentirme solo.
Pero pasado un tiempo, le sucedió como a todos los maridos que empiezan a culpar a la mujer de todas sus desgracias. “Por ella perdí el paraíso … ”
Y desde la inmadurez o dureza de corazón pregunta: ¿no me puedo divorciar?
Un matrimonio maduro no se consigue con sólo casarse. Hay que luchar cada día para que el egoísmo no imponga sus reglas, para esforzarse por conquistar de nuevo al otro cada día.

Si no nos puede pasar como aquella niña que un día dijo:
“Mi mamá no tiene novio…”

De visita en casa de mis abuelos, me divierte ver a mi tía la menor, prepararse cuando espera a su novio: toda contenta se peina, perfuma y pinta los labios, se viste muy guapa y corre de un lado a otro de la casa, arreglando todo con detalle para que su “mi amor” no encuentre defecto alguno en el entorno.
Entonces llega el novio oliendo a mucha loción y cuando se miran … ¡uff!, parece que flotan en el aire. Se abrazan con ternura y ella le ofrece algo de tomar junto con las galletas que le preparó durante la tarde.
Además, él celebra todo lo que ella le prepara para cenar con esmero. Luego se sientan a charlar durante horas después de lograr que los niños los dejemos tranquilos. Se escuchan el uno al otro sin perder detalle ni soltarse la mano, hasta que al susodicho no le queda otro remedio que despedirse cuando mi abuelo empieza a rondar con la almohada bajo el brazo.

Al día siguiente le pregunto a mi mamá: “Mami, ¿quién es tu novio?”, y me dice muy sonriente que su novio es mi papá … (?!) …
-No, mami, en serio …
Pero ella insiste y yo no lo creo … ¿Cómo va a ser mi papá su novio?
Ante todo, él nunca llega con un ramo de flores, ni chocolates.
Sí, le da un regalo a mamá en su cumpleaños y Navidad, pero nunca he visto que el novio de mi tía se presente con una licuadora o dinero para que se compre algo.
Además mamá no pone cara de Blanca Nieves cuando papá llega del trabajo, ni él sonríe como príncipe azul cuando la mira.
Mamá no corre a arreglarse el peinado, ni a pintarse los labios cuando oye que llega mi papá y apenas voltea a verlo para decir “hola”, porque está revisando las tareas de nosotros. El saludo de mi papá, en vez de “hola mi vida” es “Hola … ¡qué día!” y de inmediato se pone en la peores fachas para estar cómodo.
En lugar de “¿qué se te antoja de cenar?”, mi mamá le pregunta temerosa “Qué … ¿quieres cenar?” Y cuando creo que papá le va a decir “Qué guapa estás hoy”, le pregunta “¿sabes dónde está el mando de la televisión?”.
Los novios se dicen cosas románticas como “¡cuánto te amo!”, en vez de: ¿has ido al banco?”.
Mi tía y su novio no pueden dejar de mirarse. Cuando mamá pasa delante de papá, el mueve la cabeza hacia los lados para no perder detalle de lo que está viendo en la tele.
A veces, papá le da un abrazo sorpresa a mamá, pero ella tiene que zafarse porque siempre está a las carreras y a veces le oigo susurrar “No, que ahí están los niños”. Debe ser malo abrazarse después de casados.
Además, mis papás sólo se dan la mano cuando en Misa el cura dice “daos fraternalmente la paz”.
Yo creo que ella me dice que son novios para que no me entere de que “cortaron” el día que se casaron. La verdad, yo veo que mi mamá no tiene novio y mi papá no tiene novia. Qué aburrido casarse … ¡SÓLO SON
ESPOSOS! …

Digamos que el modo de amarnos cada día, hay que reinventarlo cada día. En el amor no valen las repeticiones. Cada canción de la vida es distinta a la otra. Y esto es obra de la creatividad entre los dos. El día que dejéis de ser creativos estaréis comiendo recalentada la comida del día anterior…
Recordad que en todo matrimonio que ha durado más de una semana, ya existen motivos para el divorcio. La inteligencia emocional de la pareja consiste en saber buscar motivos para seguir juntos.
Cuando os enfadéis (que seguro sucede) recordad lo que dijo nuestro Papa Francisco a unos jóvenes: “Tiraos los platos, pero nunca terminéis el día sin hacer las paces”.

email
It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *