¡No cambies!…

Es algo que a veces oímos en boca de la gente que tenemos cerca y la gran tentación que todos llevamos dentro: “no cambiar”, seguir con lo que siempre se ha hecho y como siempre lo hemos hecho. Con este criterio de poco sirve lo que nos dice Jesús en el Evangelio de este domingo: “antes”… “ahora”… “Se os dijo”… “yo os digo”…
No cambiemos a la Iglesia.
Sigamos con la Iglesia de siempre.
Con la Iglesia de siempre sí, ¿pero de la misma manera?
También podemos decir: sé el de siempre, pero… ¿cómo siempre?
Entonces dime:
¿Como el niño que fuiste?
¿Quieres que te digan que no cambies y sigas aniñado?
¿Cómo el adolescente que fuiste?
¿Quieres que te digan que no cambies ni madures?
¿Cómo el joven que fuiste?
¿Cómo el adulto que fuiste?
¿Cómo el anciano que eres?
Fíjate que el anciano de hoy es el niño de hace años. Eres el mismo, sí. Pero, ¿eres del mismo modo y de la misma forma? …
Cuando al Papa Francisco nos habla de una Iglesia nueva no está renunciando a la Iglesia de siempre. Lo que hace es invitarnos a hacerla crecer, hacerla actual, hacer que responda a la realidad de hoy. Los árboles son los mismos durante toda su vida. Pero la mayoría de ellos cambian varias veces en su vida e incluso cada año. Y no dejan de ser los mismos.
Renunciar al “pero yo os digo”… es renunciar a crecer y perfeccionarse y madurar. Cambiar es seguir siendo lo que tenemos que ser, pero rejuvenecidos en el presente de hoy. De lo contrario nos quedamos en nuestro pasado.

email
It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Un pensamiento sobre “¡No cambies!…”

  1. Amigo Juan , una vez más comparto al 100% la reflexión que nos compartes. Cada uno de nosotros somos los niños , los adolescentes, los jóvenes de ayer… En nuestra vida de Adultos tenemos la inmensa suerte de ser “embellecidos por Dios” que va engrandeciendo nuestro cotidiano vivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *