No dividas

división 2
1.- No dividas a los hombres en colores: blancos y negros, amarillos o mestizos.
Dios los unió e hizo a todos iguales en una misma dignidad: la de ser personas.
Lo que Dios unió que no lo separe tu corazón.

2.- No dividas a los hombres en “izquierdas y derechas”.
¿No te has dado cuenta de que la derecha y la izquierda están unidas a un mismo tronco que es el cuerpo?
¿No te has dado cuenta de que sin la izquierda tu derecha pierde capacidad y sin la derecha, la izquierda no podrá hacer todo lo que es capaz?

3.- No dividas a los hombres en tontos y sabios.
Mira que el centro del hombre no es la cabeza sino el corazón.
Y el corazón riega con la misma sangre el cerebro de los tontos y el de los inteligentes. Por encima del saber está el amor.
¿De qué te sirve el saber si no amas?

4.- No dividas a los hombres en buenos y malos.
¿No has visto cómo el autobús, el avión, el tren lleva a unos y a otros?
¿Será tu corazón quien decida a los que va a llevar dentro?
Si sólo quiere llevar a los santos, tendrás demasiados asientos vacíos en tu corazón…

5.- No dividas a los hombres en blancos y cholos.
¿No ves cómo la calle se deja pisar por unos y otros?
Hasta las autopistas aceptan al blanco y al cholito.
¿Quieres que tu corazón sea sólo autopista de blanquitos…?

6.- No dividas a los hombres en amigos y enemigos.
¿No ves cómo los hospitales reciben a todos los enfermos sin preguntarles si son de tu partido o del otro?
¿Sólo tu corazón les va a exigir como tarjeta de ingreso el carné del partido?

7.- Dios manda el sol para buenos y malos, santos y pecadores, altos y bajos, hombres y mujeres. Que tu corazón no haga excepciones donde Dios no las hace.
A los que tú excluyes de tu corazón, Dios los recibe en el suyo.

email
It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *