Oración por nuestro pastor y por nuestro rebaño

Buen Pastor 2ORACIÓN POR NUESTROS PASTORES

Señor: Tú quisiste llamarte “Buen Pastor”
y quisiste regalarnos también buenos pastores.
Tú sabes que también ellos son humanos: ayúdales a ser cada día más semejantes a Ti.
Que también ellos tienen sus problemas: ilumínalos en sus oscuridades.
Que también ellos tienen sus debilidades: hazlos fuertes en sus luchas.
Que también ellos tienen sus cansancios: aliéntalos para que no desfallezcan.
Que también ellos tienen sus soledades: hazles sentir tú compañía y la nuestra.
Que también ellos tienen sus corazones: regálales con tu amor a través del nuestro.
Que también ellos tienen sus flaquezas: que cuenten siempre con nuestro aliento.
Que también ellos tienen sus tristezas: que podamos llevarles un poco de alegría.
Señor: queremos pastores santos.
Señor: queremos pastores que nos acompañen en nuestro camino de santidad.
Señor: queremos pastores que no nos dejen caminar solos sino siempre caminen a nuestro lado.
Señor: queremos que en medio de nosotros suscites vocaciones generosas que pongan sus vidas a nuestro servicio

ORACIÓN POR NUESTRO REBAÑO

Señor: me has elegido para ser guía de los fieles que me has encomendado.
Que no me sienta superior a ninguno de ellos.
Que me sienta uno más entre ellos.
Que sepa ver en cada uno de ellos el rostro de aquellos a quien tú amas.
Que sepa comprender a cada uno en medio de sus flaquezas y debilidades.
Que nunca les falte mi palabra de aliento, de esperanza y de confianza.
Que sepa contar con todos ellos y que no me sienta yo indispensable.
Que no quiera hacerlo yo todo sino que sepa delegar funciones en cada uno de ellos.
Que no sea de los que, con me genio y mal humor, los aleje de tu Iglesia.
Que sepa que mi misión no es mandar sino acompañar.
Que sepa que mis palabras no deben ser de acusación sino de invitación.
Que no me quede tranquilo mientras alguno de ellos esté lejos de tu Iglesia.
Que no me dejes dormir tranquilo mientras alguno abandona a tu Iglesia.
Que no me quede yo sentado mientras alguien anda extraviado.
Que siempre tenga la palabra adecuada a cada situación.
Que siempre escuchen mi voz, pero también la tuya.
Que siempre tenga la disposición de escucharles, que también ellos tienen mucho que decir.
Que logre una comunidad alegre. Que no los aburra con mis generalidades.
Que siempre se sientan acogidos y sepan que mi tiempo les pertenece.
Señor: Dame fieles santos y que aprenda de ellos el camino de la fidelidad a tu Evangelio.
Que cuando llegue a ti, no me preguntes por los que falten, sino que todos nos encontremos en un mismo rebaño.

email
It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *