Para hacer de los hijos unos delincuentes

Muchos padres temen castigar y reprender a sus hijos por temor a que el chico llore o se ponga triste. De esta manera, muchos niños crecen sin norma de ningún tipo y se comportan de la misma manera en la sociedad. Muchos comportamientos delictivos tienen su base en la blandura de unos padres que no supieron educar.
La Dirección General de la Policía de Seattle (Washington) publicó un escrito, cuyo título hemos puesto como cabecera. Dice así:

SI QUERÉIS HACER DE VUESTRO HIJO UN DELINCUENTE:

• Dadle desde la infancia todo lo que quiera:
Así llegará a mayor, convencido de que el mundo entero le debe todo.

• Si dice tonterías, reíd:
Así creerá que es un gracioso.

• No le deis ninguna formación espiritual:

Cuando sea mayor de edad, ya escogerá.

• No le digáis nunca: ‘Eso está mal’:

Podría crearse complejos de culpa. Y más tarde, cuando, por ejemplo sea arrestado por robar un coche, estará convencido de que es la sociedad quien le persigue.

• Recoged todo lo que él tira por los suelos:
Así se convencerá de que todos están a su servicio.

• Dejadle leer todo:
Desinfectad su vajilla, pero dejad que su espíritu se recree en cualquier torpeza.

• Discutid siempre delante de él:
Cuando vuestra familia esté destrozada, él no se dará por enterado.

• Dejadle todo el dinero que quiera:

Así ni siquiera sospechará que debe trabajar para poder disponer de dinero.

• Que todos sus deseos estén satisfechos:
¡De otro modo resultará un frustrado!

• Dale siempre la razón:
Así creerá que los profesores, la gente y la ley le están siempre deseando el mal.

• y cuando haya llegado a ser un verdadero desastre:

Proclamad que nunca habéis podido hacer nada con él.

Os habéis preparado una vida de dolores. Y seguramente los tendréis.

email
It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Materiales Litúrgicos y Catequéticos

A %d blogueros les gusta esto: