Pues eso… a Dios lo que le corresponde

domund-4Celebramos en este domingo la Jornada Mundial de la Propagación de la fe. Mientras en algunos continentes, la fe católica y apostólica, sigue sosteniendo y sigue siendo referencia en el modo de vivir, pensar y regir de muchos pueblos, nos encontramos con una Europa que intenta arrinconar a Dios al santuario de la privacidad de cada persona. ¿Es bueno? ¡Por supuesto que no! El mundo, la tierra, sus habitantes…todo es de Dios y, por lo tanto, con el Evangelio en la mano –como cristianos- nos hemos de comprometer a ofrecer y dar a Dios lo que es de Dios, lo que es creación suya.
1.- Qué pena que, algunos –los que piensan que son señores y amos; los nuevos césares del mundo- especulen que pueden cambiar a su antojo los modos y las formas de vivir de las sociedades. Qué contradicción más grande que, aquellos que invitan a cabalgar en la flamante riqueza, de repente, abandonen a la intemperie y dejen preocupados a gran parte de ese mismo mundo cuando, por ejemplo la crisis económica, hace que se tambalee ese edificio postizo y efímero del dinero.
Qué bien lo expresaba el Papa Benedicto XVI “la bolsa y el dinero caen, lo único que permanece es Dios”.
Hoy, en este día del Domund, nuestros ojos no solamente observan y se conforman con la realidad en la que vivimos, creemos y expresamos nuestra fe; eso sería muy poco.
Hoy, en esta Jornada Mundial de la Propagación de la fe, nos aventuramos con el Señor, porque no queremos arrodillarnos ante ningún “dios” sino, sólo y exclusivamente ante El.
Hoy, como Pablo, conscientes de que hay muchísima gente que no conoce a Jesucristo, nos preguntaremos y reflexionaremos seriamente si estamos haciendo poco, mucho o nada por el Evangelio.
2.- Constantemente, a través de los diversos medios de comunicación social, sale el testimonio de miles de hombres y mujeres –los misioneros- que son encumbrados y puestos como modelo de referencia por su buen hacer. Pero, ¿de dónde les viene esa gratuidad y generosidad? Desde luego no desde el puro altruismo. Dios, sólo Dios es el motor de todo lo que se llevan entre manos. Quien vea a los misioneros como si fueran una especie de ONG están traicionando y eludiendo la razón primera y última de lo que son: como Pablo misioneros por vocación.
Día del Domund; un momento privilegiado para ponernos en pie y, como Pablo, gritar a los cuatro vientos: “sé de quién me he fiado”.
Día del Domund; los misioneros, necesitan de nuestra ayuda económica para llevar el anuncio del Evangelio a tantos rincones del mundo o promover el bienestar social, educativo o sanitario allá donde, en el nombre del Señor, estén llamados a elevar la dignidad de las personas.
Día del Domund; si Dios nos ha dado tanto. ¡Cómo no vamos a darle algo de lo mucho que nos ha regalado! ¡A Dios lo que es de Dios! Que nuestra generosidad, junto con nuestra oración –que también es don divino- sea en esta Jornada Mundial de la Propagación de la fe, un claro exponente de que, como Pablo, también aquí, hoy y ahora, podemos ser misioneros por vocación, con convencimiento y con entusiasmo. ¿Estamos dispuestos?…

email
It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Un pensamiento sobre “Pues eso… a Dios lo que le corresponde”

  1. Amigo Juan, gracias por compartir en alto este grito que nace de tu corazón tejido en Dios.
    Como me gusta escuchar: ¡ Domingo Mundial de la propagación de la Fe! Yo también lo digo así y pensaba que me había quedado un poco anticuada. La verdad es que la reflexión que nos aportas tiene mucho para “rumiar” y sobre todo para que no olvidemos que tanto nuestros hnos misioneros “Ag Gentes” como nosotros “Ad intra” hemos escuchado y seguimos escuchando la invitación de Jesús: Id a Proclamar el Evangelio. Que en nuestras casas, en las catequesis y grupos aprovechemos la jornada para compartir a corazón abierto : ¿Que primacía tiene Jesús y la Iglesia en nuestro cotidiano Vivir? ¿ Qué espacio le dejamos para decir como Samuel: “Habla Señor, que tu siervo escucha”. Un abrazo y unidos ante Jesús. ¡ Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *