Saber esperar

Esperanza 2Vitaminas para caminar

1.- Sé constante. Sé perseverante.
¿De qué vale comenzar, si luego te quedas a medio camino?
La constancia es la mejor manera de superar los cansancios y las dificultades.

2.- El camino es largo.
Es preferible correr a ritmo sostenido que no agotarte en un día.
La vida no se puede vivir entera en un solo día.
La vida tiene sentido cuando se la sabe rumiar, saborear.
Quien traga la vida, no siente su sabor.

3.- Camina al ritmo de la vida.
Para ello tienes que saber esperar.
Esperar no es quedarse.
Esperar es no hacer la digestión antes de comer.
Si vives antes de tiempo, cuando llegue el tiempo ya
no tendrá gusto la vida para ti.
Vivir las cosas
antes de su tiempo es como comer la fruta verde.

4.- Saber esperar es vivir la vida a tiempo y en su tiempo.
Ser esposos antes de ser novios o ser padres antes de ser esposos es invertir los tiempos.
Es invertir la vida.

5.- Saber esperar no es dejar que las cosas pasen, sino hacer que las cosas pasen cuando tienen que pasar.
Los pájaros no ponen sus huevecillos y luego hacen los nidos.

6.- Saber esperar no es dejar de vivir, sino vivir todas las etapas de la vida y no sólo algunas de ellas.
Si quieres ser hombre antes de tiempo habrás dejado de vivir tu juventud.

7.- Dios no deja de amarte, aunque tú le falles.
No dejes de luchar aunque veas que muchas veces las cosas no salen como tú quisieras.
Si ayer te salieron mal, es posible que hoy te salgan mejor.

email
It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *