Semana Santa

Semana SantaLa Semana donde los hombres negamos a Dios sus derechos humanos.
¿No tendría que ser también hoy la Semana donde los derechos de los hombres sean reconocidos y respetados por todos?
No se puede hablar del Crucificado, sin hablar de los crucificados.
Porque la Pasión de Jesús no es una realidad del pasado, sino que sigue contemporánea a nosotros en tantos crucificados de hoy:

Los crucificados que carecen de derechos humanos.
Los crucificados cuya cruz no es un madero, sino su pobreza.
Los crucificados cuya cruz no son dos palos, sino su marginación social.
Los crucificados que hoy no tienen un techo digno donde cobijarse.
Los crucificados que tampoco hoy son reconocidos en su dignidad de personas.
Los crucificados que también hoy gritan, no a Dios sino a los hombres: “Hombres, hermanos, ¿por qué nos habéis abandonado?”

Que esta Semana nos sirva para recordar al Crucificado de ayer, pero sin olvidar que sigue crucificado también hoy en todo hombre que sufre.
No para recordar solo el pasado, sino el pasado que sigue siendo realidad hoy.
Escuchamos hoy el grito del Crucificado de hace dos mil años.
¿Seremos capaces de escuchar el grito de los crucificados de hoy?
A Jesús no le condenamos por ser malo, sino por incómodo.
Porque cuantos quieren cambiar la realidad siempre resultan incómodos para quienes quieren vivir cómodamente del pasado.

Esta no puede ser una Semana cualquiera sino:
Una Semana para contemplar a Dios.
Una Semana para guardar silencio.
Una Semana para contemplar.
Una Semana para no quedarnos con lo externo.
Una Semana para descubrir cómo ama Dios.
Una Semana que no quedó en el pasado, sino que es actual.
Porque la Pasión de Jesús continúa hoy en la Pasión de los hombres.
Porque el Crucificado sigue en los crucificados de hoy.

Una Semana que nos habla de cómo hemos tratado los hombres a Dios.
Una Semana que nos habla de cómo le seguimos tratando hoy a Dios.
Una Semana que nos habla de cómo seguimos tratando a los hombres, hijos de Dios.

email
It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *