La importancia de la preservación de la vida para la iglesia católica

Mucho se ha cuestionado la decisión de la iglesia católica sobre no permitir el uso de anticonceptivos y también sobre n estar de acuerdo con el aborto, en ninguna condición y es que para la iglesia todos estos actos atentan contra la vida.

Ciertamente la posición de la iglesia católica puede ser muy dura en algunas ocasiones, y es que hay situaciones, por ejemplo, una violación, en la que muchos dirían que está bien que una mujer decida abortar, pero la posición de la iglesia es firme y va en la defensa de la vida siempre.

Lo más importante es defender la vida

La realidad es que muchas personas, cuyas concepciones no han sido deseadas, o que han nacido en extrema pobreza, se han llegado a convertir en personas muy importantes para la humanidad, porque han dado importantes aportes, y es que la vida debe ser respetada siempre.

Muchos cuestionan las decisiones de los papas que se han mantenido firme en su idea de hacer que la vida sea lo más importante, y es que se trata de proteger a la humanidad, a seres indefensos que no pueden protegerse por sí mismos, porque los adultos pueden protegerse contra los peligros, en sus casas, por ejemplo tienen seguridad que los cerrajeros les ofrecen.

Pero la realidad es que para muchos, como los indefensos seres que están en el seno de su madre, no pueden por si mismo emitir opinión sobre si quieren vivir o no, y es que las cosas no son tan fáciles como protegerse con la ayuda de los elementos de seguridad que los cerrajeros de https://cerrajeros-badalona.org/ instalan en las casas.

Para la iglesia, el aborto es un asesinato

El asesinato es un pecado muy grave para la iglesia católica, y es considerado atroz en el caso del aborto, porque es la propia madre que lo comete, con su aprobación, y es que muchos grupos feministas insisten en que el aborto es un derecho de la mujer a elegir lo que quiere con su cuerpo.

Pero la iglesia dice que el aborto es un crimen, porque se trata de otra vida, y es que para la iglesia hay vida desde que existe la concepción, y esto no hace que queden exentas de culpa las madres que se practican un aborto antes de las 12 semanas de gestación.

Y es que un aborto hace un daño terrible a la mujer, no solo por las secuelas físicas que este puede traer, sino también por el hecho de que psicológicamente la mujer queda mal, porque muy en el fondo, a pesar de su pensamiento feminista, sabe que ha pecado, y quien peca entra en la muerte.

La iglesia perdona y acoge a las madres abortivas

Las consecuencias de abortar pueden durar para siempre, y es que es algo que psicológicamente es duro de superar, mas la iglesia acoge a estas madres que entran en razón y solicitan el perdón, y es que ningún pecado es más grande que la misericordia de Dios.

error: Content is protected !!