Rumania, un país de religión católica ortodoxa

Rumania es uno de esos países en donde se puede decir con propiedad que la religión se vive de una manera muy importante, ye s que a diferencia de otros países de la región, quienes tienen una religión en este país son comprometidos con ella.

Porque sucede en el mundo un fenómeno importante con la mayoría de las religiones, que existe un divorcio entre su realidad y vida, como es el caso de los católicos, que aunque muchos son bautizados, a mayoría no va ni a misa, solo son cristianos teóricos, porque en realidad no practican su religión, pero esta no es la realidad de Rumania.

Muchos rumanos son católicos ortodoxos

La mayoría de la población rumana es católica ortodoxa, es decir, que aunque son católicos, no ven como su principal pastor a Papa Francisco como lo hacen los católicos romanos, los católicos del resto de Europa y de América Latina.

La iglesia rumana es considerada una iglesia auto acéfala, con los obispos, sus seminaristas, con sus laicos, es una iglesia en la que la mayoría de los rumanos pertenecen jurídicamente, aunque no todos cumplan con sus preceptos, lo cierto es que se sienten seguros en ella, como sentir seguro en casa cuando a seguridad es provista pro cerrajeros profesionales.

Es cierto que la seguridad es algo subjetivo, y varia de persona en persona, pero en Rumania, parte de esa seguridad se consigue con la religión, porque tienen una fe muy arraigada en esta iglesia, aunque se sabe que en realidad lo que para muchos es seguro, es que en sus casas tenga seguridad profesional, de la mano de los cerrajeros que puedan brindarles este servicio.

El comunismo no comulgó con esta religión

Cuando se instauro en el siglo XX el comunismo en este país, la realidad es que la iglesia ortodoxa fue perseguida, se le quitaron muchas de sus propiedades y otras fueron demolidas, especialmente las ubicadas en ciudades, esto para satisfacer los deseos de reforma del dictador.

Lo cierto es que con la desaparición de muchas iglesias, muchos fieles dejaron de asistir a las mismas y fue así como la religión ortodoxa en Rumania vivió una de sus más grandes crisis, pero una vez que este sistema de gobierno desapareció, le fueron devueltos muchos de sus edificaciones.

Luego fueron construidas nuevas iglesias y la religión rumana ortodoxa pudo resurgir, volviendo a todo su esplendor a ser la principal religión de este país.

El ecumenismo, una oportunidad a las otras religiones

Aunque la mayoría de os rumanos puedan ser católicos ortodoxos, a realidad es que existen otras religiones, las cuales conviven en paz, como la religión católica romana, y es que aproximadamente en el país se contabilizan más de un millón.

También están los adventistas, os evangélicos bautistas y otras religiones minoritarias, como es el caso del islam y del judaísmo, los cuales conviven todos en santa paz, lo cual es importante, que haya aceptación y libertad para que cada quien pertenezca a la religión que desee.

error: Content is protected !!